FAQS

Para padres

  • ¿Qué es la miopía?

    La miopía es el término médico que se emplea para definir la vista corta. Se conoce comúnmente como el estado refractivo del ojo en el que la luz se enfoca delante de la retina. En este caso, el globo ocular es demasiado largo o potente, lo que provoca una visión de lejos borrosa. La visión de los objetos cercanos es nítida hasta cierta distancia.

  • ¿Por qué se da la miopía?

    A menudo, los factores hereditarios controlan el crecimiento y el desarrollo del ojo, aunque los factores ambientales están altamente asociados con ella.

  • ¿Por qué debemos manejar la miopía?

    Por lo general, una vez que se es miope, esta situación tiende a empeorar con el tiempo. Los niveles más altos de miopía están asociados con mayor riesgo de padecer enfermedades oculares (glaucoma, desprendimiento de retina, degeneración macular miópica o cataratas) en el futuro. Todo ello puede llevar a una reducción de la visión, a una discapacidad visual o, incluso, a la ceguera.

  • ¿Cómo afectará la miopía a mi estilo de vida?

    La mayoría de las personas se adapta bien a llevar gafas o lentes de contacto. Para aquellas que crean que las gafas afectan a su imagen o interfieren con sus actividades, las lentes de contacto, la ortoqueratología o la cirugía refractiva pueden satisfacer mejor sus necesidades de estilo de vida y de visión. Las personas con miopía grave pueden ver limitada la elección de sus profesiones por este defecto.

  • ¿Cómo puedo ralentizar la progresión de la miopía?

    El manejo de la miopía es el campo de la ciencia que se dedica a reducir la progresión de la miopía en niños y adultos jóvenes. La siguiente tabla es una recopilación de diferentes sistemas y su tasa de efecto.

    Tipo de compensación de la visión Efecto sobre la ralentización de la progresión de la miopía
    Gafas o lentes de contacto estándar 0-5%
    Lentes progresivas o bifocales 12-55%
    Lentes de contacto blandas (multifocales y EDOF)29-45%
    Ortoqueratología 32-100%
    Atropina30-77 %, que se reduce al 30 % tras la suspensión dependiendo de la concentración

     

     

  • ¿La miopía progresiva es siempre «progresiva»?

    Las pruebas indican que incluso los altos niveles de miopía tienden a estabilizarse en la mayor parte de los casos tras un periodo. En este momento, no se sabe cuándo puede llegarle a cada persona dicha estabilización.

  • ¿Cuándo se estabiliza la miopía progresiva?

    Tendemos a pensar que la progresión de la miopía termina cuando las personas llegan a la edad adulta, y, por lo general, esto coincide con el momento en el que las personas dejan de crecer físicamente. Ese es el motivo por el que tradicionalmente se dice que la miopía tiene más probabilidades de progresar hasta la edad universitaria, pero, en algunos casos, hemos visto casos en los que la miopía sigue progresando hasta los 30 años.

  • ¿Quién es un buen candidato?

    Actualmente, los niños pueden ser candidatos para el sistema de manejo de la miopía si su miopía progresa demasiado rápido (más de -0,50 dioptrías al año). Un profesional de la visión debería evaluar el riesgo de progresión de la miopía.

  • ¿A qué edad debe suspender mi hijo el tratamiento de manejo de la miopía?

    No hay una edad específica establecida para suspender el tratamiento. Dependerá de la progresión de la miopía de cada niño o adolescente. El profesional de la visión debería evaluar la evolución de la miopía en cada caso y decidir (de acuerdo con el nivel de miopía y a los posibles riesgos) si es necesario suspender el tratamiento de manejo de la miopía.

  • ¿Cuántas visitas de seguimiento se necesitan para manejar la progresión de la miopía?

    Normalmente, a un niño miope con cierto riesgo (moderado) se lo debería supervisar cada seis meses a fin de tener vigilada la progresión de la miopía. El profesional de la visión decidirá la frecuencia. Un programa de seguimiento de tres a seis meses es ideal para garantizar el manejo de la miopía y asegurarse de que el uso de lentes de contacto sea positivo.

  • ¿Cuán seguro es el manejo de la miopía?

    El uso de lentes de contacto para el manejo de la miopía es muy seguro cuando lo gestionan debidamente niños y padres. Se debe realizar el debido cuidado y manipulación de las lentes para preservar la salud ocular y reducir el riesgo de infecciones oculares. Asimismo, no existe un mayor riesgo de complicaciones asociadas con las lentes de contacto blandas en niños en comparación con los usuarios adultos. Antes de la prescripción por parte del profesional, se os enseñará a tu hijo y a ti a gestionar todos los aspectos del uso de lentes para que tu hijo pueda hacer un uso autónomo de ellas.

  • ¿Cómo puede afectar el tratamiento a las actividades de la vida diaria de mi hijo?

    No hay un impacto negativo en las actividades normales de la vida de los niños. No obstante, se han registrado efectos positivos que indican que la calidad de vida (aspecto, satisfacción, efecto sobre las actividades, gestión y percepción de los compañeros) de dichos niños o adolescentes es mejor que la de aquellos que llevan gafas.

  • ¿Qué podemos hacer como progenitores para ralentizar la miopía de nuestro hijo?

    Los factores ambientales desempeñan un papel vital en la aparición de la miopía y su progresión. Puedes seguir diferentes estrategias:

    • Pasar, al menos, 90 minutos al día al aire libre. El brillo de la luz natural es beneficioso, si bien no lo es tanto la luz UV, por lo que, aun así, se debería usar protección solar.
    • Hacer descansos regulares de los trabajos que impliquen fijar la vista. Mirar hacia otro lado durante un minuto, aproximadamente, para cambiar el enfoque, o cambiar de tarea cada 30 o 60 minutos para variar la demanda del sistema visual.
    • Limitar las tareas en las que haya que fijar la vista (después del colegio o del trabajo) a 2 horas al día. Esto también incluye el tiempo libre; asegúrate de que no lo pasas principalmente con dispositivos digitales portátiles ni en otras tareas que requieran la vista de cerca, como la lectura o el dibujo.
    • Garantizar el equilibrio entre el tiempo en interiores o al aire libre los fines de semana y aumentar la luz natural.

  • ¿Las lentes pueden dañarme los ojos?

    No, probablemente no lo hagan si sigues las instrucciones del profesional de la visión durante el tratamiento. El uso de lentes de contacto es seguro si cuidamos, limpiamos y mantenemos debidamente nuestras lentes de contacto.

  • ¿Mi hijo es demasiado pequeño para usar lentes de contacto?

    El paciente estará listo cuando el usuario sepa ponerse y quitarse las lentes de contacto por sí mismo. Con 6 años, por ejemplo, necesitaremos la colaboración y el compromiso de los progenitores. Varios estudios han demostrado que los niños, incluso desde los 8 años, son capaces de ponerse y quitarse las lentes de forma correcta, así como de ocuparse del cuidado de estas. Asimismo, se ha observado que el tiempo de uso de las lentes de contacto en niños o adolescentes era comparable con la de los usuarios adultos y no se han identificado más problemas relacionados con la edad.

  • ¿Un ojo operado sigue siendo miope?

    Si, una vez que el paciente está estable y tiene la edad suficiente, se somete a una cirugía refractiva, es importante recordar que el resto de las estructuras del ojo siguen siendo miopes. Por ello, la retina puede sufrir un desprendimiento o una degeneración macular miópica, sigue habiendo posibilidades de glaucoma y también pueden aparecer cataratas antes de la edad habitual.

  • ¿Se pueden perder las lentes de contacto detrás del ojo?

    Si se sospecha que la lente está bajo el párpado superior, se puede ayudar a que aparezca la lente mirando hacia abajo tanto como sea posible. Otra técnica consiste en masajear suavemente el párpado hacia la córnea, o puedes probar a levantar el párpado o darle la vuelta para ver la lente. Como se puede observar en la imagen, la parte posterior del ojo está cerrada y llena de músculos, nervios y grasa orbital para impedir que la lente de contacto se desplace a otro sitio.

  • ¿Es difícil limpiar las lentes de contacto?

    No es difícil una vez que se adquiere algo de práctica. Para los usuarios de lentes de contacto, es mejor quitarse las lentes antes de ducharse, nadar o meterse en una bañera de hidromasaje. Las lentes de contacto no deben lavarse ni guardarse en agua. Es importante lavarse y secarse bien las manos antes de manipular las lentes, y limpiar los estuches de las lentes de contacto con solución de mantenimiento en lugar de usar agua para no contaminar las lentes con gérmenes presentes en el agua, como la acanthamoeba.

  • ¿Pueden rasgarse las lentes de contacto en el ojo?

    Sí, rara vez ocurre, pero podría darse el caso. Los ojos están formados de tal manera que no hay nada que pueda meterse detrás del globo ocular. Sin embargo, la lente puede desaparecer. En ese momento, lávate el ojo con una solución salina para ver si la lente vuelve a aparecer. ¿No ha habido suerte? Entonces coloca un espejo sobre la mesa y mira hacia abajo a tu reflejo. De esta manera es más fácil volver a encontrar la lente y sacarla del ojo. No es una situación habitual.

  • ¿Mi hijo puede tener alguna alergia?

    Sí, la conjuntivitis alérgica es más común en niños que en adultos. Los ojos rojos pueden ser el resultado de lentes contaminadas o la manifestación de una alergia a la solución de las lentes de contacto. Si la reacción alérgica se debe a la solución de las lentes de contacto, el profesional de la visión puede recomendar otra solución que se adapte mejor.

Close

Para niños

  • ¿Las lentes de contacto hacen daño?

    Pueden molestar solo si algo va mal. Si es así, quítate las lentes de contacto cuanto antes y comprueba si están al revés. En caso de que no sea ese el problema, te recomendamos que acudas a un profesional de la visión.

  • ¿Puedo hacer deporte con ellas puestas?

    Claro que sí. De hecho, tu visión será mejor ya que tendrás un campo de visión completo y no habrá riesgo de que las gafas se caigan ni de que reciban un golpe con un balón. Las lentes de contacto son mejores que las gafas para realizar actividades deportivas.

  • ¿Puedo rascarme los ojos?

    No se recomienda, ya que las lentes de contacto podrían desplazarse (y provocarte así una sensación desagradable) o incluso rasgarse. Pero si te pican, puedes hacerlo suavemente sin problema.

Close